logo
fondo menu
exploratorio latinoamericano de poéticas/políticas tecnológicas

arte colaborativo | copyleft | cultura libre
Compartiendo Capital

vinilo copyplay

not made in china
Compartiendo Capital (CC) surgió en el año 2005 en Rosario. Fabricio Caiazza e Inne Martino convocaron a un encuentro en el que participaron artistas plásticos, músicos y desarrolladores de software libre, además de interesados varios. En aquel evento, se enseñó una manera accesible de fabricar máquinas fotográficas a partir de planos que cualquiera podía llevarse y reproducir cuando quisiera.

Éste sería el objetivo de las actividades impulsadas por CC desde entonces: compartir saberes y experiencias, convocar personas interesadas en difundir sus conocimientos o en apropiarse de ellos, y ponerlas en contacto entre sí. Lo cual se traduciría en una página web y en numerosos encuentros que propondrían un ida y vuelta entre el mundo de las redes sociales digitales y el de los intercambios cara a cara.

Cómo convertir la red en una herramienta para la producción artística, es el interrogante al que CC pareciera responder con su fe en el entusiasmo colaborativo. Antes que las imágenes y los sonidos, lo novedoso de las tecnologías informáticas  parecen sostener  son los modos de circulación del conocimiento y de la información que éstas propician. También, las nuevas maneras de imaginar el sentido de la cultura a partir de la expansión de los medios de comunicación, y de las capacidades técnicas para reproducir imágenes, música y textos en una dimensión desconocida hasta hace pocos años.

Una receta para una bebida casera a base de miel y vodka, que se difunde como el código de un software abierto; una estación para la reproducción de CDs de música disponible para el que quiera grabar y llevarse un compilado; un “laboratorio de comunicación y recursos contrahegemónicos”, dedicado al diseño de afiches, mapas, stencils y otros géneros de comunicación visual para la agitación política, son algunas de las actividades emprendidas o impulsadas en el marco de CC, además de charlas y encuentros sobre temas relacionados con la creación de redes de afinidad a partir de la tecnología.

La vieja consigna de politizar el arte consistiría para CC en potenciar el significado de un verbo como “compartir”, tan transitado por los medios masivos contemporáneos al punto de desvanecerse en medio de la oleada incesante de estímulos emitidos y recibidos por los infinitos protagonistas de las redes de información en que vivimos inmersos. “Compartir” como fin en sí mismo, aspirando a instalar la lógica del desinterés que es consciente de los beneficios derivados de ella. Un deseo utópico de mejorar poco a poco el código según el cual se rige el intercambio en las sociedades capitalistas, promoviendo la idea de que el conocimiento pensado como un bien compartido colectivamente, a la manera del aire y el agua, no puede más que redundar en un mundo mejor, más vivible.

(Las imágenes pertenecen a proyectos difundidos por Compartiendo Capital, e impulsados por Not Made in China, Planeta X y www.ikkaro.com)


http://compartiendocapital.org.ar/blog/